Seleccionar página

Champex-lac - La Fouly

Champex-lac - La Fouly. Bici carretera

 

 

 

Si te gusta la bici de carretera, te gustará Suiza. Tiene caminos increíbles para recorrer. Si estás por la zona de Martigny, esta es una agradable ruta que acaba en un riachuelo, valor añadido al magnifico paisaje que te rodea todo el tiempo. Ruta en bici de carretera, Champex-lac – La Fouly, 38km.  

– Consulta el parte meteorológico y planifica bien la ruta.

– Es un carretera muy tranquila y agradable. 

– Tienes bastantes opciones donde parar por el camino, si lo necesitas. (Cafeterías, alguna gasolinera, etc)

 La ruta termina en un río donde puedes bañarte si te apetece. 

– Para btt la ruta continua a partir de la Fouly con una amplia red de senderos. 

La ruta tiene un pequeño puerto con curvas y de bastante pendiente entre Champex-lac y Orsiéres. De bajada cuidado con los coches y a la subida toca apretar los dientes un poco. 

Dividiría la ruta en dos tramos: 

– Champex-lac – Orsiéres: 10km Con 600m de desnivel. (A la subida te puedes imaginar)

– Orsiéres – La Fouly: 9 km con 700m de desnivel. Tramo sin curvas pronunciadas. 

 

 

  • Champex – lac
  • Orsiéres 
  • La Fouly 

MAPA Y DESNIVEL

FICHA TÉCNICA

Recorrido: Champex-lac – La Fouly – Champex – lac

DISTANCIA

38kM

TIEMPO

2,5h

 

DESNIVEL

1300m ↑

1300m ↓

CIRCULAR

 NO

Cuaderno de viaje

Desde el primer día que llegué a Suiza estaba buscando rutas para mi bici de carretera. Aunque no era fácil sacar tiempo para ello, porque los días que teníamos libre juntas nos íbamos directas a la montaña, ya que Noelia no tenía bici. Aquel día, 23 Junio, ella trabajaba y yo tenía el día libre, así que decidí estrenarme. 

No tenía un buen hinchador, así que hinché mis ruedas pobremente y la puse a punto en general. Una buena limpieza, pues estaba echa un asco después del viaje desde España en coche (en el techo), engrasar y lista. 

Empieza la ruta

 

 

 

Más contenta que unas pascuas salí con mi equipación y mi bici del refugio de montaña. Bajé en coche hasta Champex-lac, puesto que la carretera desde el Relais d’Arpette es más para btt que para mis finas ruedas. 

Una vez en el lago, me puse las calas y con una sonrisa de oreja a oreja empecé a pedalear. ¡Como lo echaba de menos!

 

Bajar el puerto hasta Orsiéres

Desde el lago de Champex hasta Orsiéres hay un tramo de curvas que hay que tener ojo, pues aunque nunca pasa nada, y está transitado por bastantes ciclistas, los coches te pueden dar un susto cogiendo la curva demasiado abierta. 

Desde aquí irás viendo el valle desde arriba y seguramente, si es época, puedas ver a las enormes vacas valesanas pastando tranquilamente en la colina. 

La bajada, como te puedes imaginar, es agradable, aunque tu mente y tus piernas ya van pensando en lo que les tocará subir a la vuelta. 

 

Subida a la Fouly

 

 

 

Una vez hayas bajado el puerto tienes que girar a la derecha, dirección La Fouly. Aquí empieza lo bueno. Una carretera ídilica en un valle, rodeada de picos imponentes, glaciares, ríos, y verde, mucho verde. 

La subida es suave pero continua, con algunos tramos más pronunciados casi al final. Vas a la velocidad perfecta para ir disfrutando el entorno. Recuerdo que la sonrisa de idiota me acompañó todo el trayecto. 

Haciendo amigas

En una curva, mientras bebía agua me adelantó de pronto una chica en bici. Nos saludamos, como es costumbre entre ciclistas, y yo pensé: «esta es la mía, voy a chupar rueda». 

Aún sonrío sólo de pensarlo, pero es que fue una muy grata sorpresa. Además, iba a un ritmo parecido al mío, un poquito más fuerte, pero eso me hizo espabilar, porque iba yo muy contemplativa maravillándome con el paisaje. 

Al ratito, que ya me daba corte ir tan de cerca, me puse a su altura y entablamos conversación. Una chica encantadora, suiza, con la que fui charlando buena parte del viaje, (en inglés).

Una parada refrescante

Al llegar a un pueblo, la chica se despidió pues debía volver. Yo estaba súper contenta de haber compartido un trecho con otra ciclista. Proseguí mi camino hasta el final, donde había un puente y un río precioso. Se cortaba la carretera asfaltada y empezaban rutas a pie y btt. 

También había un restaurante de montaña, por si tienes hambre o vas corto de agua. 

Yo iba bien provista, así que me mojé las piernas en el agua del deshielo del glaciar, me comí una barrita y comencé la vuelta. 

Vuelta a casa

 

El primer tramo, hasta Orsiéres, fue una auténtica gozada. Disfruté como una niña del paisaje, el aire y la velocidad. ¡Me sentía tan viva!

La subida del puerto fue un poco más dolorosa, no solo por la pendiente si no por las curvas. Pero si eres un poco masoca como yo, seguro que también la disfrutas 🙂 

 

Metí la bici en el coche, cansada y contenta, y volví al Relais d’Arpette. 

 

Ruta en bici de carretera desde Champex-lac – La Fouly. Si tienes ocasión no dudes en hacer esta ruta. Si vas en btt podrás continuar por los senderos que se adentran en la montaña, y alargar así la experiencia. Yo sólo te puedo decir que ir en bici por Suiza es otro nivel, otra experiencia. Si es verano irás comiendo mosquitos, porque irás todo el camino con una sonrisa enorme. ¡Anímate!

Un abrazo.